Estas en:

null Peñamellera Baja reclama la obra de la travesía, de nuevo ausente en las cuentas

Peñamellera Baja reclama la obra de la travesía, de nuevo ausente en las cuentas

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2022 deja en el oriente una sensación de promesas arrastradas desde años atrás que no terminan de verse cumplidas. Es el caso de la travesía de Panes, cuya obra vuelve a estar ausente en las cuentas. Como ya sucediese en los presupuestos de 2021, el puente sobre el Sella y la mejora de la carretera del Desfiladero de La Hermida, compartida con Cantabria, repiten en el proyecto presupuestario, que aún debe ser aprobado. La intención del Gobierno central es destinar a la actuación en 20 kilómetros de la N-621 un total 16 millones de euros. La proyección es que, hasta 2025, la inversión llegue a 48.198.130 euros.

Los trabajos fueron presentados ya en junio y entonces desde Peñamellera Alta mostraron su malestar por no contemplar el Ministerio la reparación de la travesía de Panes. Esa obra llegó a contar con consignación presupuestaria concreta durante la etapa del popular Íñigo de la Serna al frente de Fomento. La inversión de ese proyecto nunca ejecutado alcanzaba 1,5 millones de euros, con 500.000 euros comprometidos para 2018 y el millón restante para 2019.

El hecho de que los presupuestos generales olviden de nuevo la intervención genera «mucha frustración», lamenta el alcalde, José Manuel Fernández (PP). «Ya que no hubo una variante, al menos mejorar la seguridad», indica. El proyecto técnico, que llegó al Ayuntamiento en 2018, contemplabla concretamente para esa travesía de 1,5 kilómetros la construcción de dos rotondas, radares de medición con paneles informativos y sus correspondientes semáforos y una reducción del ancho de las aceras en ciertos puntos para favorecer la circulación rodada, así como la construcción de nuevos espacios para peatones en otros. El hecho de que exista ese proyecto «aparcado» está además frenando actuaciones municipales. «Nos perjudica porque cuando queremos hacer cualquier cosa, la respuesta del ministerio es que hay un proyecto integral», explica Fernández.

A todo el embrollo se suma que la travesía, pese a discurrir por Asturias, «está dentro de la Demarcación de Carreteras de Cantabria», precisa el primer edil. Por tanto, se encuentran con la «situación peculiar» de que «para Asturias no está entre sus prioridades y tampoco para Cantabria invertir aquí. Estamos en tierra de nadie». No obstante, desde el Ayuntamiento no renuncian a la obra y Fernández sostiene que seguirán reclamando la ejecución del proyecto. «Intentaremos que lo metan en fondos como los de mejora de la movilidad», apunta. Respecto a los 16 millones consignados a La Hermida, considera que se trata de una «buena noticia», pues la mejora beneficiará a pueblos del concejo. «Será una obra larga, está bien que se inicie», afirma.

Referencias

El Comercio